¿Las ardillas comen arándanos? (y cómo PROTEGER tus plantas)

Divulgación: Algunos de los enlaces de esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que ganamos una comisión si realiza una compra, sin coste adicional para usted. Lea toda la información sobre afiliados aquí.

Como ávido amante de la naturaleza y alguien que ha pasado años observando a las ardillas en sus hábitats naturales, puedo decir con confianza que tengo mucha experiencia en lo que se refiere a si las ardillas comen arándanos. Es un tema interesante que suele suscitar mucho debate entre la gente. En este artículo hablaré de lo que han revelado mis investigaciones. Acompáñame para descubrir la respuesta a las preguntas candentes: ¿Las ardillas comen arándanos?

Las ardillas son omnívoras, lo que significa que pueden comer tanto materia vegetal como animal. Los arándanos son una de las muchas plantas de las que disfrutan las ardillas, ya sea forrajeando en la naturaleza o comiéndolos como parte de la comida preparada por su dueño. También les encantan otras bayas, como las frambuesas y las moras.

¿Las ardillas comen arándanos?

Como parte de su comportamiento natural de búsqueda de comida, es bastante habitual que las ardillas grises silvestres consuman arándanos cuando están disponibles durante los meses de verano, cuando maduran en toda Norteamérica.

Beneficios nutricionales de los arándanos para los pequeños mamíferos

Los arándanos son una golosina nutritiva y sabrosa para los pequeños mamíferos, incluidas las ardillas. Contienen una serie de vitaminas y minerales esenciales, además de un alto contenido en antioxidantes como los polifenoles. Los efectos beneficiosos para la salud de comer arándanos pueden incluso extenderse a los roedores domésticos que los consumen.

Un desglose de nutrientes de 100 g de arándanos revela que contiene buenas cantidades de fibra dietética (4 g) y vitamina C (14 mg). También aporta pequeñas cantidades de hierro (0,41 mg), potasio (93mg) y magnesio (9mg). Los arándanos también son ricos en compuestos antioxidantes como antocianinas y ácidos fenólicos, que ayudan a proteger el organismo contra la inflamación y el estrés oxidativo.

Desglose de nutrientes y análisis del contenido nutricional del arándano

Los arándanos son una delicia baja en calorías y repleta de nutrientes. Estas potencias nutricionales contienen generosas cantidades de vitaminas A y C, así como manganeso, cobre, fibra y antioxidantes. Para las ardillas en particular, estas bayas aportan muchos nutrientes esenciales para la salud física y el desarrollo. El calcio ayuda a fortalecer los huesos; el potasio ayuda a regular los niveles de hidratación y a mantener sanos los impulsos nerviosos; el magnesio mantiene el correcto funcionamiento de los músculos; el hierro es necesario para producir glóbulos rojos; el folato contribuye a la síntesis del ADN; y la vitamina B6 trabaja para convertir los alimentos en energía.

Además de estos minerales esenciales, los arándanos también aportan dosis saludables de ácidos grasos esenciales Omega-3 y 6, que contribuyen a la función cerebral y pueden ayudar a prevenir ciertas enfermedades. En definitiva, los arándanos pueden ser una parte excelente de la dieta de cualquier pequeño mamífero si se consumen con moderación.

¿Es seguro que las ardillas consuman arándanos?

Para determinar si es seguro o no que las ardillas coman arándanos, hay que tener en cuenta varios factores. Entre ellos están la edad y el tamaño de cada ardilla, los problemas de salud subyacentes o las afecciones médicas que pueda tener, el tipo y la cantidad de comida que consume actualmente, así como las preferencias específicas de cada especie en lo que se refiere a la dieta.

Por ejemplo, algunas especies pueden preferir los frutos secos a las frutas, mientras que otras pueden elegir ambos en función de la disponibilidad. Además, tener en cuenta los alimentos tóxicos para las ardillas puede ayudar a garantizar su seguridad al darles golosinas como mermeladas de arándanos o magdalenas hechas con ellos.

Cómo preparar y dar arándanos a tu ardilla mascota

Diferentes tipos de arándanos seguros para las ardillas domésticas

  • Arándanos crudos: Deben limpiarse antes de servirlos para evitar un posible contacto con pesticidas u otros residuos químicos.
  • Arándanos secos: Las bayas secas pueden ofrecer a tu roedor doméstico nutrientes más concentrados que las frescas, pero siguen careciendo de algunas vitaminas esenciales debido a sus métodos de procesamiento.
  • Arándanos congelados: Estas golosinas liofilizadas suelen mantener concentraciones mucho más altas de antioxidantes que los arándanos frescos normales.
  • Arándanos cocidos o enlatados: Gracias a su proceso de tratamiento térmico, estos tipos suelen ofrecer niveles más altos de vitamina A, E y K que las bayas frescas, además de aportar otros minerales adicionales como calcio, fósforo y hierro. Sin embargo, como la mayoría de los productos enlatados añaden azúcar, es importante que compruebes la etiqueta antes de dárselos a tu roedor.

Cómo alimentar a tu ardilla con arándanos

Los arándanos son una golosina deliciosa y nutritiva para las ardillas domésticas, pero una preparación adecuada es clave a la hora de darles este sabroso tentempié. Afortunadamente, los arándanos son increíblemente fáciles de dar de comer a tu roedor mascota de forma segura y agradable.

Antes de entrar en los detalles de cómo preparar y dar arándanos como tentempié a tu ardilla mascota, hay algunos factores importantes que debes tener en cuenta. En primer lugar, la fruta nunca debe constituir una parte sustancial de la dieta de una ardilla; más bien debe ser una golosina ocasional. Esto es especialmente cierto en el caso de los arándanos, ya que contienen mayores cantidades de azúcares que los frutos secos u otros tipos de fruta.

Consejos para preparar y almacenar arándanos para tu roedor mascota

Alimentar con arándanos a las ardillas domésticas puede ser una experiencia increíblemente gratificante, ya que son un tentempié muy nutritivo. Sin embargo, para asegurarte de que tu roedor aprovecha al máximo su golosina, es importante saber cómo y cuándo prepararlos adecuadamente.

Los arándanos se presentan en varias formas: crudos, secos, congelados o cocidos/en conserva. Cada tipo tiene sus propias ventajas e inconvenientes en cuanto a fermentabilidad y digestibilidad por pequeños mamíferos como las ardillas, por lo que conocer sus distintas propiedades es esencial para proporcionarles una nutrición óptima.

Métodos seguros de preparación de los distintos tipos de arándanos

Aunque los arándanos pueden ser una golosina saludable para las ardillas, es esencial prepararlos correctamente. Recuerda lavar las bayas en agua fría y secarlas suavemente; esto ayudará a eliminar cualquier suciedad o bacteria. Para los arándanos congelados, basta con añadirlos al agua hirviendo antes de servirlos. Los arándanos frescos o secos pueden servirse tal cual, sin más preparación.

También es importante almacenar los arándanos de tu roedor doméstico de forma segura e higiénica después de comprarlos en la tienda. Guardar los arándanos frescos en el frigorífico ayudará a prolongar su vida útil hasta una semana, mientras que las frutas cocidas o congeladas pueden conservarse hasta seis meses en recipientes herméticos. En cuanto a los arándanos deshidratados, se aconseja guardarlos en un recipiente hermético, lejos de la luz solar directa.

Arándanos crudos

Los arándanos crudos son una de las golosinas más sanas que puedes ofrecer a una ardilla. Contienen altos niveles de nutrientes, vitaminas y minerales que pueden ayudar a reforzar el sistema inmunitario del animal, además de proporcionarle una importante fuente de energía. Sin embargo, es importante recordar que demasiados arándanos pueden causar problemas digestivos a las ardillas debido a su contenido natural de azúcar. Para evitar que coman en exceso, intenta acompañar los arándanos crudos con otros aperitivos saludables o dárselos con moderación.

Arándanos secos

Los arándanos deshidratados son un tentempié nutritivo y pueden comerse solos o añadirse a tu mezcla de frutos secos favorita. Son una gran fuente de antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales. Cuando compres arándanos deshidratados, busca los que no contengan azúcar ni aceite añadidos. Para conservar al máximo los nutrientes, limita el tiempo de cocción al rehidratarlos en recetas como batidos, cuencos de avena, tortitas o parfaits de yogur. Disfruta del sabor dulce y picante de estas pequeñas y deliciosas potencias como parte de una dieta sana.

Arándanos congelados

Los arándanos congelados son una excelente opción para disfrutar de esta nutritiva fruta. Son una gran fuente de vitaminas y minerales, sin azúcares añadidos ni conservantes. Además, son increíblemente prácticos: sólo tienes que descongelarlos en la nevera durante la noche y podrás disfrutar de su dulce sabor en cualquier momento. Lo mejor de todo es que los arándanos congelados tienen pocas calorías y están disponibles en la mayoría de los supermercados.

A la hora de preparar arándanos congelados, basta con mezclarlos con tu yogur o batido favorito para obtener un tentempié saludable. O cocínalos para hacer deliciosas magdalenas o tartas: ¡las posibilidades son infinitas! Sólo asegúrate de darles tiempo suficiente para que se descongelen antes de consumirlos, de lo contrario puede que no tengan tanto sabor.

Arándanos cocidos o en conserva

Los arándanos cocidos en conserva son estupendos para añadir sabor y nutrición a las comidas. Los arándanos cocidos tienen niveles más altos de polifenoles, que pueden ayudar a mantener sano nuestro organismo y aportan nutrientes importantes como la vitamina C. Además, ¡mucha gente considera que los arándanos cocidos son más fáciles de digerir que los crudos! Los arándanos en conserva son menos caros, fáciles de almacenar y una gran alternativa cuando no se dispone de productos frescos. Puede que no tengan el mismo nivel de nutrientes que la fruta fresca o cocida, pero siguen ofreciendo una gran variedad de vitaminas y minerales esenciales.

Cómo proteger tus plantas de arándanos de las ardillas

Play Video

1. Barreras físicas

Las ardillas son grandes trepadoras y saltadoras, por lo que añadir una valla no siempre es suficiente. Considera la posibilidad de utilizar una jaula de alambre alrededor de plantas individuales o de colocar una red sobre todo el jardín para disuadir a las ardillas de entrar.

The Best Squirrel-Proof Barriers

OUR PICK

squirrel proof barrier for garden, plants, trees, and flowers

★★★★★ 4.8

2. Repelentes

Repelentes como la pimienta picante o la orina de depredador pueden hacer que tu jardín huela de forma desagradable para las ardillas. También puedes probar a plantar hierbas como romero y menta, que no gustan a las ardillas.

NATURAL SOLUTION: Repellent (Squirrels hate those)

natural squirrel repellent

★★★★★ 4.8

3. Plantar en compañía

La siembra asociada consiste en intercalar cultivos para atraer insectos beneficiosos o repeler plagas. Las caléndulas, el ajo y los alliums repelen eficazmente a las ardillas, así que plantalos junto a tus productos.

The Anti-Squirrel Plants

Peppermint

peppermint

4. Dispositivos disuasorios ultrasónicos

La tecnología de ultrasonidos puede emitir ruidos de alta frecuencia que las ardillas consideran insoportables, haciéndolas huir de tu huerto. Sólo tienes que asegurarte de que el dispositivo se coloca lo bastante cerca del jardín para que sea eficaz.

The Best Squirrel Repellent

OUR PICK: Ultrasonic squirrel repellent (Solar powered)

ultrasonic chipmunk and squirrel repellent

★★★★★ 4.5

5. Aspersores activados por movimiento

Instala aspersores activados por movimiento para ahuyentar a las ardillas con chorros de agua. Así evitarás tener que regar el jardín con tanta frecuencia.

BLACK+DECKER Motion Activated Sprinkler

motion activated sprinkler

★★★★ 4.0

6. Elimina los atrayentes

Asegúrate de limpiar las frutas y semillas caídas de tu jardín, ya que atraen a las ardillas. Utiliza comederos para pájaros a prueba de ardillas para evitar que trepen y roben el alpiste.

Best Squirrel-Proof Bird Feeder

OUR PICK

Squirrel Buster - bird feeder

★★★★★ 4.6

7. Señuelo para los depredadores

Coloca depredadores falsos, como estatuas de búhos o señuelos de serpientes, por todo el jardín para dar a las ardillas la impresión de que hay depredadores cerca. Esto puede ser especialmente eficaz por la noche.

Owl Decoy To Scare The Squirrels

owl decoy to keep squirrels away

★★★★★ 4.4

8. Alimentar y regar a las ardillas

Proporcionar comida y agua a las ardillas puede disuadirlas de excavar en tu jardín en busca de sustento. Considera la posibilidad de instalar un comedero para ardillas lejos de tu jardín.

Corn On The Cob For Squirrels

corn on the cob for squirrels

★★★★★ 4.6

Provide water to the squirrels

MUMTOP Bird Baths for Outdoors

bird bath for squirrels

★★★★★ 4.4

9. Consigue un perro o un gato

Los perros y los gatos son depredadores naturales y mantendrán a las ardillas alejadas de tu jardín. Sólo asegúrate de supervisar sus interacciones para que tus mascotas y las ardillas estén a salvo.

10. Atrapar

Si todo lo demás falla, coloca una trampa humanitaria para trasladar a las ardillas a otro lugar. Asegúrate de comprobar las leyes locales relativas a la captura y reubicación de animales salvajes.

¿Cuándo no debes dar a tu ardilla una golosina de arándanos?

Es natural que a las ardillas mascota les encanten los dulces, pero los arándanos es mejor comerlos con moderación. Comer demasiados arándanos puede elevar los niveles de azúcar y provocar caries.

Puesto que estas frutas contienen altos niveles de vitaminas y minerales, no debe dárseles a diario. Además, evita darles arándanos cocidos, ya que contienen más polifenoles que los crudos.

Por último, recuerda que, aunque los arándanos proporcionan tentempiés nutritivos que pueden favorecer la salud en general, la ira mal gestionada sigue siendo una preocupación importante cuando se trata de amigos peludos, así que asegúrate de practicar mecanismos de afrontamiento saludables.

Conclusión

En resumen, ¿las ardillas comen arándanos? Por supuesto que sí. De hecho, les encantan. Se puede ver a las ardillas comiendo arándanos durante los meses de verano, cuando la fruta está madura y abunda en la naturaleza.

Los arándanos son una parte esencial de la dieta de las ardillas, pues les aportan importantes vitaminas y minerales que las mantienen sanas y fuertes. Así que la próxima vez que veas una ardilla correteando por el jardín o el parque de tu barrio, ¡no te sorprendas si la encuentras merendando unos deliciosos arándanos!

También te puede interesar leer: