¿Las ardillas comen bulbos de oreja de elefante? (y cómo mantenerlas FUERA de tu jardín)

Divulgación: Algunos de los enlaces de esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que ganamos una comisión si realiza una compra, sin coste adicional para usted. Lea toda la información sobre afiliados aquí.

Como alguien que lleva años observando a las ardillas e interactuando con ellas, puedo asegurarte que el hecho de que las ardillas coman bulbos de oreja de elefante no es ningún misterio. De hecho, como he descubierto gracias a mi experiencia práctica con estos bichos peludos, les gustan mucho las ramificaciones de la planta de oreja de elefante y se sabe que excavan en el centro de estos bulbos para comer un bocado nutritivo.

¿Comen las ardillas bulbos de oreja de elefante?

Las ardillas pueden comer bulbos de oreja de elefante, como se observa en el contexto. Los nudos ramificados de una planta de oreja de elefante son un alimento popular entre las ardillas, y se sabe que excavan en el centro de estos bulbos para comerse un trozo. Este comportamiento no es infrecuente, ya que las ardillas buscan fuentes de alimentos nutritivos y muy energéticos.

Play Video

En general, cualquier cosa que sea nutritiva y rica en energía atraerá a estos pequeños roedores. Por ello, a menudo se les puede ver escarbando en el centro de los bulbos de las orejas de elefante y rebuscando un trozo. Este comportamiento no es infrecuente, ya que buscan fuentes de alimento que puedan proporcionarles una nutrición adecuada.

Nutrición de la fauna salvaje

La dieta de la mayoría de los animales, incluidas las ardillas, depende de la disponibilidad de alimentos en sus hábitats naturales. En cuanto a las necesidades nutricionales, las ardillas suelen necesitar una mezcla variada de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y ácidos grasos para mantener una buena salud.

En cuanto a las fuentes de proteínas, los frutos secos y otros insectos constituyen una buena fuente de nutrición para las ardillas, pero prefieren los frutos tiernos, como las bayas, a los más duros, como el maíz o los granos de trigo. También se alimentan de distinta vegetación según la estación; en invierno buscan cualquier vegetación latente que quede, mientras que en primavera consumen verduras frescas.

Hábitos de búsqueda de comida

Las ardillas son criaturas muy adaptadas; de ahí su capacidad para reconocer los recursos comestibles y navegar por sus hábitats en busca de oportunidades óptimas para buscar comida. Su actividad gira en gran medida en torno a la recolección de alimentos, lo que determina cuándo y dónde salen en busca de sustento.

Por lo general, las ardillas llevan a cabo un amplio comportamiento de búsqueda desde el amanecer hasta el anochecer; las más experimentadas pueden incluso aventurarse a salir de noche. A lo largo de su ruta, pueden trepar a árboles o edificios para acceder a mejores tentempiés en parterres o balcones.

Hábitos alimentarios de los vertebrados

Como ya se ha dicho, las ardillas buscan principalmente alimentos ricos en nutrientes, pero esto no las limita exclusivamente a las plantas o la vegetación. Según el lugar donde vivan, también pueden formar parte de su dieta pequeños vertebrados, como huevos de aves o pequeños reptiles.

Por el contrario, algunas especies pueden centrarse exclusivamente en determinados tipos de vegetación en función de las condiciones ambientales. Por ejemplo, las ardillas rojas que viven en climas más fríos rara vez consumen proteínas cárnicas debido a las limitadas fuentes de presas, mientras que las ardillas grises situadas en zonas más cálidas suelen complementar su dieta con insectos.

Cómo proteger tus bulbos de oreja de elefante de las ardillas

Como ocurre con cualquier tipo de bicho, lo mejor para proteger tu jardín de las ardillas es la prevención. Aunque no busquen necesariamente consumir bulbos de oreja de elefante, sin duda los probarán si tienen la oportunidad. Para reducir las posibilidades de que eso ocurra, puedes emplear algunas estrategias sencillas.

Dificulta la excavación

Una de las formas más sencillas de dificultar que las ardillas desentierren los bulbos es colocar un buen mantillo alrededor de las zonas plantadas. Considera la posibilidad de utilizar un material orgánico, como paja o virutas de madera, para dificultar la excavación y el movimiento en el lecho de plantación. Esto significa menos tiempo intentando desenterrar tus preciosos bulbos de oreja de elefante y más posibilidades de que sobrevivan indemnes.

Cubre los bulbos

Para proteger tus bulbos de las ardillas u otros bichos que los desentierran para comer, tendrás que cubrirlos con algo como una red de plástico o arpillera. Esto dificultará el acceso de los animales a los bulbos y les disuadirá de comerlos.

  • Utiliza malla de plástico
  • Cúbrelos con arpillera
  • Asegura las esquinas con estacas

Aleja a los bichos

Otra buena forma de mantener alejados a los animales y los pájaros es cercar los parterres con alambre de gallinero u otros materiales similares. Asegúrate de enterrarla al menos 15 cm en el suelo para que nada pueda rozarla ni cavar debajo. Ten en cuenta que algunos roedores son hábiles trepadores y pueden encontrar la forma de superar vallas pequeñas; en este caso, añadir una altura mayor podría ayudar.

The Best Squirrel-Proof Barriers

OUR PICK

squirrel proof barrier for garden, plants, trees, and flowers

★★★★★ 4.8

Emplea tácticas para asustar

Ver o escuchar algo cerca puede asustar a los bichos y alejarlos de donde no quieres que se queden. Cuelga objetos brillantes de las ramas de los árboles que reflejen la luz cuando el viento los mueva, o coloca luces sensibles al movimiento cerca de las zonas potencialmente problemáticas del jardín. Reproducir grabaciones de animales depredadores a través de altavoces es otra técnica eficaz.

The Best Squirrel Repellent

Evita los abonos malolientes

Utilizar abonos malolientes en tu jardín puede atraer a bichos como ardillas y conejos que buscan una comida fácil. Para disuadir a estos animales, utiliza abonos orgánicos o crea tus propias soluciones con materiales compostados que no atraigan a visitantes indeseados.

  • Utiliza abonos orgánicos
  • Composta tu material

Planta tus bulbos entre otras plantas

Una forma inteligente de engañar a las ardillas es plantar tus bulbos de oreja de elefante entre otras plantas tapizantes y perennes. Plantar más tarde en la temporada puede ayudar a disuadirlas, al igual que colocar un comedero para distraerlas de tus plantas. También puedes probar a utilizar repelentes orgánicos disponibles para proteger aún más tus plantaciones.

Utiliza señuelos de depredadores

Si las ardillas ven un depredador cerca de tus bulbos, lo más probable es que se mantengan alejadas. La buena noticia es que no tiene por qué ser un depredador real, de hecho, ¡puede ser simplemente un señuelo!

Aquí tienes un señuelo de búho, uno de los más eficaces para disuadir a las ardillas. Este incluso gira la cabeza con el viento.

Planta bulbos que las ardillas no prefieran

Si quieres proteger tus bulbos de oreja de elefante de las ardillas, lo mejor es plantar variedades que no prefieran. Los bulbos que florecen pronto, como los crocus y las campanillas de invierno, les resultan menos atractivos. Plantar variedades de bulbos entre otras plantas tapizantes y perennes también puede ayudar a disuadirlas. Además, puedes utilizar repelentes naturales como el ajo y la pimienta de cayena.

Retrasa el momento de plantar

Retrasa la época de plantación para disuadir a las ardillas de que se coman tus bulbos de oreja de elefante. Plantar más tarde en la temporada (después de mediados de julio) permite que otras plantas cubran tus bulbos, haciéndolos menos accesibles y visibles. Además, colocar un comedero con alimentos típicos de las ardillas puede distraerlas de la búsqueda de bulbos. Por último, existen repelentes orgánicos para disuadir aún más a las ardillas de picotear tus bulbos. ¡Protege tu jardín con estas tácticas preventivas!

Bulbos que disuaden a las ardillas

Aunque las ardillas son generalistas, no todos los bulbos presentan el mismo riesgo de ser devorados. Saber exactamente qué bulbos atraen a las ardillas y cuáles dejarán en paz puede ayudarte a determinar la estrategia de protección adecuada para el jardín de tu casa.

¿Qué bulbos evitan las ardillas?

  • Galio
  • Lirio barbudo
  • Azafranes
  • Narcisos
  • Fritillaria
  • Jacintos
  • Lirio de los valles
  • Campanillas de invierno

Las ardillas suelen evitar estos bulbos por su fuerte olor, que las disuade de desenterrarlos.

¿Qué bulbos prefieren las ardillas?

  • Gladiolos
  • Tulipanes

Estos bulbos no tienen un olor fuerte y suelen ser elegidos por las ardillas como sabroso tentempié. Sin embargo, con las estrategias de protección adecuadas, puedes cultivar este tipo de bulbos sin tener que preocuparte de que los animales lleguen a ellos.

Utiliza repelentes naturales

Utiliza repelentes naturales para mantener a las ardillas alejadas de tus bulbos de oreja de elefante. Se pueden utilizar repelentes orgánicos como el ajo, el aceite de menta y la pimienta de cayena para crear aversión a la zona. También puede funcionar plantar cebollas o alrededor de otras plantas tapizantes como la menta o la salvia. Además, ¡colocar un comedero lejos de tus plantas para distraer a las ardillas también puede ayudar!

¿Ayuda la harina de sangre?

La harina de sangre se refiere a la sangre animal seca recogida tras el sacrificio que se ha calentado hasta que se convierte en una sustancia parecida al polvo. Tradicionalmente se ha utilizado como fertilizante orgánico porque es muy nutritiva y contiene altas concentraciones de nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y hierro, entre otros nutrientes.

Sin embargo, algunos jardineros juran que repele a animales como las ardillas debido a su fuerte olor cuando se aplica al suelo alrededor de flores y bulbos. Aunque no hay pruebas científicas que apoyen esta afirmación, ¡puedes probar tú mismo la harina de sangre si te apetece intentarlo! Eso sí, asegúrate de no aplicarla con demasiada abundancia o correrás el riesgo de dañar tus plantas.

Añade grava afilada

La grava afilada es una forma eficaz de evitar que las ardillas desentierren los bulbos de oreja de elefante. Sus bordes dentados irritan las patas de las ardillas, por lo que es menos probable que se acerquen a tus plantas. Coloca una fina capa de grava en la base de tus bulbos y alrededor de sus tallos y hojas para crear una barrera impenetrable. Además, comprueba regularmente si hay signos de alteración y rellena la grava si es necesario.

Proporciónales fuentes de alimento alternativas

Podemos proporcionar fuentes de alimento alternativas para disuadir a las ardillas de comerse los bulbos de oreja de elefante. Instalar un comedero con frutos secos, semillas o incluso frutas y verduras puede distraerlas y alejarlas de nuestras preciadas flores. Retrasar la época de plantación hasta más avanzada la temporada también puede ayudar a impedir que los hambrientos roedores descubran tus queridos bulbos. Plantar los bulbos entre otras plantas tapizantes y perennes es otra forma de añadir protección adicional a tus flores. Por último, el uso de repelentes orgánicos disponibles en el mercado puede actuar como elemento disuasorio y evitar que se merienden tu duro trabajo.

Limpia tus zonas de plantación

Mantén la zona de plantación limpia y libre de desorden. Asegúrate de retirar regularmente cualquier fuente potencial de alimento, como bayas, frutos secos o semillas. También puede ser necesario reducir al mínimo la cobertura para animales de caza mayor, como los conejos. Considera también la posibilidad de instalar un comedero para distraer a las ardillas de tus plantas y retrasar la época de siembra hasta más avanzada la temporada. Esto te dará más tiempo para planificar otras técnicas, como plantar bulbos entre otras plantas tapizantes y perennes, o utilizar los repelentes orgánicos disponibles para ahuyentar a las ardillas.

Conclusión

Así pues, la respuesta a la pregunta: ¿se comen las ardillas los bulbos de oreja de elefante? es un rotundo ¡sí! Se ha observado a ardillas excavando en el centro de estos bulbos para acceder al alimento nutritivo y altamente energético que proporcionan. Este comportamiento indica que no sólo los consumen, sino que también disfrutan con ellos.

En conclusión, se puede afirmar que a las ardillas les gusta comer bulbos de oreja de elefante. A medida que se acerca el invierno y las fuentes de alimento se hacen más escasas, pueden recurrir a estos bulbos como principal fuente de sustento. Comprender su dieta puede ayudarnos a cuidar mejor su entorno y garantizar una población sana de estas adorables criaturas.

También te puede interesar leer: