¿Las ardillas comen plantas de lavanda? ¡Descubre la sorprendente respuesta!

Como alguien que lleva años observando a las ardillas e interactuando con ellas, puedo responder con seguridad a la pregunta: ¿Comen las ardillas plantas de lavanda?

Sí, aunque no les guste el aroma de la lavanda, las ardillas pueden comer las hojas, los tallos, las flores y los capullos de las plantas de lavanda. Esto puede ser especialmente probable si escasean otras fuentes de alimento. Las ardillas son omnívoras, lo que significa que consumen diversos alimentos de origen vegetal y animal. Para proteger tus plantas de lavanda de las ardillas, considera la posibilidad de utilizar elementos físicos disuasorios, como redes o vallas.

¿Se comen las ardillas las plantas de lavanda?

Las ardillas son famosas por su <a href="https://squirreluniversity.com/can-apetito de ardilla, pero ¿también les gustan las plantas de lavanda? Es comprensible que te preocupe la seguridad de tu jardín si encuentras una ardilla hurgando en él. Al fin y al cabo, nadie quiere despertarse y encontrarse una planta mordisqueada por la mañana. Por suerte, es muy poco probable que las ardillas estén interesadas en comerse tu lavanda (a menos que tengan mucha hambre).

Las ardillas son criaturas omnívoras, que suelen comer una gran variedad de frutos secos y semillas. También comen frutas, verduras e incluso insectos o larvas. En otras palabras, suelen ceñirse a alimentos abundantes y de fácil acceso en su entorno natural. La lavanda carece de los componentes necesarios que atraen la atención de las ardillas, lo que la convierte en una elección poco probable en cuanto a preferencias dietéticas.

¿En qué consiste la dieta de una ardilla?

Las ardillas son omnívoras cuya dieta consiste en frutos secos, fruta, hongos e insectos. También comen brotes y corteza de árboles, así como flores y verduras de los jardines. En particular, las plantas de lavanda son un bocado favorito de las ardillas. Para disuadirlas de que se coman tus plantas de lavanda, puedes utilizar pimienta picante, canela en polvo o mantener tu casa limpia.

¿Prefieren las ardillas la lavanda a otros alimentos?

Las ardillas no suelen elegir la lavanda como parte de su dieta, porque no les gusta su olor aromático. En cambio, suelen optar por alimentos más apetitosos, como bellotas, nueces, insectos, alpiste o incluso fruta.

¿Cómo impedir que las ardillas entren en tu jardín?

Utilizando elementos físicos disuasorios

Si te preocupa que las ardillas lleguen a tus preciadas plantas, instalar barreras físicas puede ser la solución. Esto puede incluir cualquier cosa, desde vallas o cubiertas de red alrededor de los arriates de tu jardín o de los árboles circundantes.

También puedes utilizar spray de pimienta picante o canela en polvo alrededor de la base de las plantas, ya que se sabe que ayudan a disuadir tanto a las ardillas como a los ciervos.

Jardinería con lavanda

Si buscas una forma de disuadir a las ardillas sin dejar de disfrutar del agradable aroma de la lavanda, la solución podría ser la plantación asociada.

  1. Ajo: El ajo tiene un fuerte olor penetrante que mantiene alejadas a las plagas y, al mismo tiempo, ayuda a disuadirlas de entrar en tu huerto.
  2. Menta: Al igual que el ajo, la menta tiene aceites arom áticos que alejan a las plagas y añaden belleza y textura al diseño de tu jardín.
  3. Romero: El romero emite un olor repelente natural que ahuyenta a muchas plagas, incluidas las ardillas, creando así un entorno poco acogedor para ellas.

Fomenta los depredadores naturales

Además de los métodos físicos de disuasión, también puedes considerar la posibilidad de fomentar los depredadores naturales para ahuyentar a bichos hambrientos como las ardillas. Pájaros como los pájaros carpinteros, los arrendajos azules y los cardenales comerán algunas de sus fuentes de alimento, por lo que tener comederos cerca podría bastar para mantenerlos alejados de tus lavandas.

¿A qué otros animales disuade la lavanda?

La lavanda no es sólo un medio eficaz para disuadir a las ardillas y roedores en general; también puede utilizarse contra otras plagas como pulgas o ratones.

Pulgas

Las pulgas son un problema para muchos jardineros y propietarios, y las plantas de lavanda pueden ayudar a disuadirlas. A las pulgas no les gusta el fuerte aroma de la planta de lavanda, por lo que plantarla cerca de las entradas u otras zonas frecuentadas por tus mascotas puede ser un método eficaz para disuadir a estas plagas. También se ha descubierto que el aceite de lavanda es eficaz para matar huevos y larvas de pulga cuando se aplica a alfombras y muebles.

Ratones

Al igual que las pulgas, los ratones son otra plaga doméstica común que puede disuadirse utilizando lavanda. A los ratones no les gusta el olor de la planta, por lo que es una opción ideal para mantener a estos roedores alejados de tu casa. Plantar lavanda en lugares estratégicos del perímetro de tu casa creará una barrera natural que disuadirá a los ratones de entrar en tus espacios vitales. Además, puedes utilizar hojas secas de lavanda como repelente natural de ratones esparciéndolas en cualquier zona donde pueda haber ratones.

¿Qué otras plantas disgustan a las ardillas?

Además de la lavanda, hay otras plantas que a las ardillas no les gusta comer. Entre ellas están las albas, los jacintos, los narcisos y los acantos. Las albas tienen un olor parecido al de la cebolla que ahuyenta a las ardillas por su olor acre. Los jacintos tienen un sabor dulce pero amargo que los hace desagradables de masticar. Los narcisos contienen alcaloides que irritan a las ardillas cuando los ingieren, mientras que el acanto es simplemente demasiado duro para que las ardillas lo muerdan.

Jacintos

Por lo general, las ardillas no molestan a los jacintos, ya que su pequeño tamaño y su composición rígida dificultan su masticación. A los humanos nos encanta el dulce aroma de las flores de jacinto, pero estas flores distan mucho de ser las favoritas de nuestros amigos peludos. De hecho, se sabe que su fuerte aroma repele a los roedores, ¡lo que lo convierte en un complemento protector ideal para tu jardín!

Narcisos

Los narcisos (Narcissus) son un favorito de los jardineros, pero puede que no sean la mejor opción para disuadir a las ardillas. Aunque los narcisos pueden ayudar a crear una estética agradable en el jardín, su potente olor y sabor amargo los hacen poco apetecibles para las ardillas. Por ello, es probable que no sean tan eficaces para mantener alejadas a las ardillas como otras plantas, como los pimientos picantes o la pimienta de cayena.

Álbumes

Los albaricoques, como el ajo y la cebolla, son un elemento disuasorio natural contra las ardillas. Su penetrante olor disuadirá a los animales de entrar en tu jardín o casa. Plántalos cerca de los puntos de entrada o alrededor de las plantasvulnerables para mantener alejadas a las ardillas. Además, espolvorea canela en polvo alrededor de las plantas que quieras proteger para obtener una capa adicional de protección. Con estos sencillos pasos, ¡podrás proteger tu jardín de las ardillas hambrientas!

Acanto

Los acantos, también conocidos como campanillas de invierno, pueden ser una gran adición a tu jardín. Aunque no son necesariamente un elemento disuasorio para las ardillas, son relativamente poco apetecibles y estos bichos peludos suelen pasarlas por alto. Son una gran flor de bajo mantenimiento que puede añadir un poco de alegría a tu espacio exterior. ¿Por qué no plantas algunos galanthus y disfrutas de sus delicadas flores blancas a principios de primavera?

¿Los mapaches se comen las plantas de lavanda?

Los mapaches son plagas de jardín que se comen casi todo lo que cae en sus manos. Afortunadamente, las plantas de lavanda no están entre sus alimentos favoritos. De hecho, los map aches tienden a evitar las plantas con olores fuertes, como la lavanda, porque no les gusta el olor. Dicho esto, si los mapaches consiguen burlar tus medidas físicas disuasorias, como vallas o jaulas de malla metálica, y consiguen entrar en tu jardín, es posible que decidan masticar tus queridas plantas de lavanda.

Para evitarlo, poda las plantas con regularidad o cultiva la lavanda en macetas, de modo que puedas trasladarlas al interior durante la noche si es necesario. También deberías plantar flores disuasorias, como caléndulas o capuchinas, alrededor del perímetro de tu parterre para mantener alejados a los mapaches.

Cómo evitar que los mapaches se coman tu lavanda

Aunque los mapaches pueden ser una molestia para los jardines, no es probable que se coman la lavanda, ya que la planta no es una fuente de alimento para ellos. Sin embargo, si tienes otras plantas en tu jardín que les resulten más atractivas, como frutas y verduras, podrían investigar también tus plantas de lavanda.

Para evitarlo, debes asegurarte de que los cubos de basura o de abono no se conviertan en objetivos fáciles para los mapaches. Además, puedes instalar iluminación o aspersores que se activen con el movimiento en el perímetro de tu jardín para disuadirlos de entrar.

También puedes considerar la posibilidad de instalar una valla alrededor de tus plantas de lavanda. Una valla resistente de al menos 1,2 m de altura puede ayudar a mantener a los mapaches alejados de tu preciada lavanda. Asegúrate de que la valla se adentra varios centímetros en el suelo, para que los mapaches no puedan cavar por debajo y acceder a ella.

¿Los ciervos se comen las plantas de lavanda?

Los ciervos son una fuente habitual de daños en los jardines y, por desgracia, sí, se comen la lavanda si no hay otras fuentes de alimento disponibles. Aunque los ciervos prefieren las gramíneas y otras hojas anchas a las hierbas como la lavanda, pueden venir a husmear en busca de comida si no hay otras fuentes de alimento cerca. Para evitar que esto ocurra, lo mejor es instalar una valla de al menos 2,5 m de altura. También deberías plantearte plantar árboles altos cerca del perímetro de tu jardín para formar una barrera contra la entrada de ciervos.

Utilizar elementos disuasorios como olores fuertes o luces brillantes también puede ayudar a repeler a los ciervos para que no entren en tu jardín. El disuasor de ciervos Denied es un producto eficaz que emite un olor desagradable cuando se activa con el movimiento; ahuyentará a los ciervos sin dañarlos en modo alguno.

Cómo evitar que los ciervos coman lavanda

Una de las formas más eficaces de impedir que los ciervos se coman las plantas de lavanda es utilizar elementos disuasorios naturales como la pimienta picante, la canela en polvo o incluso un repelente químico orgánico. La pimienta picante puede espolvorearse por la zona para que desprenda un olor desagradable que disuada a los ciervos de entrar en el espacio. También se puede espolvorear canela en polvo alrededor del jardín para obtener resultados similares. Para una protección más duradera, considera la posibilidad de utilizar un repelente químico orgánico que sea seguro tanto para los animales como para las plantas. Tomar medidas como mantener limpia la casa también ayudará a evitar que las ardillas entren en la zona.

¿Cómo evitar que los roedores coman lavanda?

Los roedores, como las ratas y las ardillas, siempre buscan un tentempié fácil y, por desgracia, las plantas herbáceas como la lavanda no son inmunes a sus incursiones. Para disuadir a estos molestos bichos de que se alimenten de tus preciosas plantas, prueba a utilizar elementos disuasorios como copos de pimienta picante o canela en polvo esparcidos por la base de cada planta.

También debes asegurarte de que todas las zonas alrededor de tu casa estén limpias y libres de residuos que puedan atraer a los roedores. Por último, animar a los depredadores naturales, como los búhos, proporcionándoles cajas nido puede ayudar a mantener bajas las poblaciones de roedores en tu zona.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué animales se sienten atraídos por la lavanda?

La lavanda es famosa por su agradable aroma, pero hace mucho más que perfumar el aire. Su aroma dulce y picante puede utilizarse para ahuyentar a pequeños mamíferos, como las ardillas, para que no invadan tu jardín. No sólo eso, las fragancias a base de ajo y pimienta también pueden mantener a raya a estas criaturas. Para evitar aún más que estos bichos se aventuren cerca de los cultivos, puedes rociarlos con agua combinada con una pizca de pimienta.

¿Qué olores evitan las ardillas?

Las ardillas tienden a evitar ciertos olores, como la lavanda, el ajo y la pimienta. Por eso muchos jardineros utilizan con éxito estos elementos como forma de control de plagas contra estos bichos. Además, una mezcla de agua con un poco de pimienta también puede servir para mantener alejadas a las ardillas.

¿Qué bichos o insectos se sienten atraídos por las plantas de lavanda?

Se sabe que la lavanda es muy atractiva para una serie de plagas, como polillas, pulgones y pulgas. Estos bichos se sienten atraídos por la fragancia dulce y picante de las plantas de lavanda.

¿Es eficaz la lavanda para impedir que las ardillas entren en una zona?

Sí, la lavanda puede utilizarse para mantener a las ardillas alejadas de los jardines. Se sabe que el aroma dulce y picante de la lavanda es un eficaz elemento disuasorio para estos molestos bichos. Además, otros olores como el ajo o la pimienta también pueden ayudar a repelerlas. Para multiplicar aún más el efecto, prueba a rociar tus cultivos con un poco de agua mezclada con pimienta.

¿Las ardillas reaccionan al olor de la lavanda?

Sí, la lavanda puede ser una medida eficaz de autodefensa de los jardines contra las ardillas. Se sabe que el olor dulce y ácido de esta hierba actúa como elemento disuasorio, manteniendo alejados a estos intrusos peludos. Del mismo modo, los olores a ajo y pimienta pueden hacer el mismo trabajo. Por último, rociar los cultivos con agua combinada con una pizca de pimienta puede ayudar a fortificar los jardines contra los visitantes inoportunos.

¿Aleja la lavanda a las ardillas?

La lavanda es un método popular para disuadir a las ardillas de los jardines. Su aroma puede ser a la vez dulce y ácido, lo que la convierte en un repelente eficaz para estos pequeños mamíferos. Además, también se sabe que las fragancias de ajo o guindilla funcionan como elementos disuasorios. Rociar los cultivos con agua y añadir un toque de pimienta puede resultar eficaz para disuadirlos.

Conclusión

En conclusión, la respuesta a la pregunta “¿Las ardillas comen plantas de lavanda?” es sí, puede que lo hagan, pero es muy poco probable. Que las ardillas consuman realmente tus plantas de lavanda depende de varios factores, como su acceso a otras fuentes de alimento y las medidas de protección que hayas instalado. Si te preocupa que las ardillas puedan dañar tus plantas de lavanda, piensa en aplicar estrategias disuasorias para mantenerlas alejadas.

¿Te has preguntado alguna vez si las ardillas comen plantas de lavanda? En pocas palabras, sí, pueden. Sin embargo, dicho esto, hay formas de proteger tus preciosas plantas de lavanda para que no las consuman estos bichos peludos. Creando barreras físicas, como redes o vallas, y asegurándote de tener cerca abundantes fuentes alternativas de alimento, puedes estar seguro de que tus plantas de lavanda permanecerán a salvo de las ardillas y otros animales salvajes.

También te puede interesar leer